Nuestra impresión de CasaDecor 2018

Para empezar, decir que ninguno de los dos habíamos asistido a ninguna edición de CasaDecor antes. Al venir del mundo del paisajismo y del diseño industrial, nos hemos centrado en otro tipo de eventos a lo largo de los años. Ir a CasaDecor fue en realidad una oportunidad para visitar Madrid otra vez, ciudad que nos gusta mucho pero que Jimi apenas conocía.

Hubo cosas positivas pero en general nos llevamos una decepción bastante grande. Nos esperábamos algo más grande, y sobretodo, mucho más variado. Supongo que un profesional del interiorismo va con otro ojo y analiza absolutamente todos los acabados, soluciones técnicas, materiales, y le saca muchísimo más provecho que nosotros.

Vimos propuestas muy interesantes, mucha piedra natural en alguna; baldosines de madera tropical en suelos y paredes. De dónde vienen esos materiales y en qué condiciones se han extraído, no se sabe. Que sepamos, corríjannos si nos equivocamos, CasaDecor no exige ningún tipo de estándar de sostenibilidad ni de gestión respetuosa de los recursos, ya sean humanos o materiales. Creemos que no hay excusa posible a estas alturas del juego y de la situación, y es como mínimo ridículo que todavía se esté pretendiendo que nos quedan recursos a manta para derrochar.

Y después de haberme quedado a gusto con esto, seguimos.

Entre atracón y atracón de latón, oro, dorado, reluciente latón con blanco, más dorado con mármol, descubrimos cosas que nos alegran el corazón (no hicimos fotos ni buenas ni de conjunto, para eso añadimos links):

Zaguán de un jardín nazarí, de Ignacio Carrillo. Relajante, armonioso, una brisa de primavera en tu cara.

 

-No nos pasaron desapercibido Raul del Sol y sus ilustraciones sobre madera. Un chute de inspiración de la buena.

 

-El espacio Dica, diseñado por ACANA interiorismo, que nos sentó como una noche de invierno junto a la chimenea con tu mejor libro de ciencia ficción y un labrador cariñoso a tus pies, después de haber pasado mucho frío cortando leña en el bosque.

 

-El espacio Lago, con propuestas equilibradas y elegantes.

 

-Con gran contradicción pero extraña atracción por el salón del espacio Westwing de Jean Porsche. Increíble cóctel de colores y texturas que te transportan a un mundo de luz donde no hay represión ni pesadillas. Misma sensación con el espacio de Virginia Gasch.

   

 

-El delicado dibujo floral en la pared de los baños, del cual no tenemos el nombre del artista.

 

-El espacio Sicis, no todos los elementos, pero en conjunto, y sobretodo valoramos la cantidad de trabajo invertido, porque sin tener mucha idea de interiorismo, saltaba a la vista.

 

-Por supuesto, el espacio de Desert City, la azotea! En conjunto muy atractiva. Nos encantaron esos elementos de cerámica hexagonales en la pared, intercalado con musgos. Además nos impresionó porque llevamos unos meses desarrollando un producto con cierto parecido… aunque para interior. A nivel estético nos pareció brutal!! A nivel de funcionalidad, sería interesante saber cómo han testeado la durabilidad de esos musgos, ya que son criaturas delicadas y hechas a su entorno. Seguro que lo han hecho, ya que Xeropaisajismo son especialistas en crear vergeles y controlan perfectamente qué especies para qué tipos de terreno y clima. Bravo por esta propuesta!

 

Seguro que nos dejamos algo, segurísimo….

¿Echamos algo en falta? Sï, la verdad… más madera, más alma, menos tendencias, más naturaleza de verdad, no de plástico.

En fin, los ingenuos somos nosotros supongo…

Ah, esta escultura nos encantó también, de Silka.

 

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies