Niwa-Y. Where beauty grows out of the plant pot.

Niwa-Y. JardĂ­n vertical.

Niwa-Y es uno de nuestros proyectos más recientes, y ya ha acabado el proceso de prototipaje y afinado de los procesos al 99%, por lo que ya se pueden hacer pedidos de las primeras unidades 🙂

Para esta pieza en concreto, ponte en contacto con nosotros en hola@micromundo.es y te indicaremos cĂłmo.

Niwa-Y es un jardín vertical orgánico de madera, una piel orgánica y sostenible con la que vestir tus paredes. El hexágono funciona como unidad nuclear; el conjunto es escultural. En Niwa-Y el contenedor es igual de protagonista que el continente.

Consta de dos tipos de objeto: el hexágono-maceta (hex-pot) y el hexágono plano (hex-flat). La maceta por dentro es de barro negro: el mejor material para las plantas, resistente, sostenible e inmemorial. El acabado exterior es madera. Está tratado con el mejor aceite ecolĂłgico para la madera del mercado. La unidad maceta está protegida con una fina lámina de corcho para acabar de darle aislamiento. Y eso es todo. No hay nada más, no hay sensores de humedad ni de niveles de agua ni de luz… El diseño de esta pieza es lo más minimalista y limpio posible, y no genera residuos. Todo parte de la loca idea de que el cliente que compre plantas sabrá cĂłmo y cuándo regarlas.

El producto incorpora los herrajes necesarios para su montaje, aunque los hex-flat no pesan nada y se pueden colgar con métodos de sujeción sin agujeros. Para el hex-pot, que pesa más, incluímos un tornillo de rosca doble que queda bien sujeto dentro del taco, pero que tiene rosca en el otro extremo que sobresale de la pared. Esto está hecho así para, en los casos en que la planta necesite un regado generoso, poder descolgar el hex-pot y regarlo en otro lugar sin miedo a mojar la pared y encharcar el suelo. Para plantas que sólo necesitan regados frecuentes y de poca agua, se pueden regar sin descolgar el hex-pot, ya que el fieltro que cubre los agujeros en el interior de la maceta impedirá que el agua escape.

 

Niwa-Y es escultural por el carácter artesanal del producto, que hace que cada pieza sea un encuentro único de texturas y vetas de la madera.
Orgánico porque crece y se organiza según el número y clase de piezas hexagonales que adquieras y cómo los coloques.
Sostenible porque está hecho con materiales nobles 100% reciclables, en Barcelona y sin explotar mano de obra del 3er mundo.