Estamos seguros de que a estas alturas todo el mundo está de acuerdo en que las plantas nos alegran la vida.

Hay muchos estudios al respecto, que ponen el centro tanto en la vegetación natural, como en los espacios verdes diseñados por humanos y por último en pequeñas concentraciones de verde por la casa. Este es sólo un pequeño extracto de un libro muy interesante con el que nos topamos haciendo un poco de investigación. Lo traducimos por si acaso.

Extracto 1: Muchos estudios epidemiológicos han demostrado los variados efectos positivos que tienen sobre la salud los espacios urbanos verdes, incluyendo una reducción de la depresión y la mejora de la salud mental, disminución de la morbilidad y mortalidad cardiovascular, mejora de los resultados en los embarazos y tasas reducidas de obesidad y diabetes (reviewed by WHO Regional Office for Europe 2016)”

Extracto 2, obvio pero no por ello menos crucial: “es importante anotar que las poblaciones menos favorecidas a menudo viven en barrios con poca concentración de espacios verdes. Varios estudios han demostrado que  los sujetos socioeconómicamente desfavoreciodos tienden a beneficiarse en mucho mayor grado de las mejoras en cuanto al acceso de espacios verdes se refiere (Allen and Balfour 2014).”

Mejor que no empecemos con esto… Es un problema global que estamos sufriendo aquí en Barcelona también, por supuesto. Somos testigos de cómo la regeneración urbana de barrios enteros sólo ayuda a los dueños de pisos honrados que vivían allí, pero también a la especulación, donde a los inquilinos no les queda otra que mudarse a barrios más alejados cuando son atracados con subidas de 200, 300 e incluso 500€ en sus alquileres.

Hay demasiado que decir sobre este tema como para reflejarlo en un post. En resumen, lo verde nos hace la vida más feliz y mejor, y si no tienes tierra, siempre puedes encontrar maneras de colocar una planta aquí o allá por la casa. Su generosa producción de oxígeno, su belleza, el hecho de que nuestros corazones, pulmones, cerebros y autoestima se benefician sólo por el hecho de cuidarlas: es impagable. Sólo hay que encontrar las más apropiadas para las condiciones de tu piso y no olvidarse de ellas! Ya sabéis, a parte de agua y luz, ellas también comen: fertilizante de vez en cuando, por favor!

 

Ah, si vuestro piso no tiene mucha luz natural, aquí hay varios consejos (en inglés):

Plants that Grow without Sunlight | 17 Best Plants to Grow Indoors

Deja una respuesta